Sala de Prensa 2018/10/29. NO A LA PUBLICIDAD DE VIENTRES DE ALQUILER EN LOS ESPACIOS DE NUESTRA CIUDAD

 

 El Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid denuncia que la ciudad no puede ser
el escaparate del negocio ilegal de la explotación de las mujeres

Desde el Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid, tal y como nos adherimos al manifiesto del pasado 25 de noviembre, denunciamos las prácticas que se están imponiendo en nuestra ciudad publicitándose negocios que legitiman la explotación y la esclavitud de las mujeres.

Por ello, nos dirigimos a la alcaldesa, Manuela Carmena, para que las calles y los edificios de Madrid no sean el escaparate de entidades que fomentan la explotación de los cuerpos de las mujeres, bajo la farsa de la libre elección. Recordamos que la llamada “gestación subrogada” es una actividad ilegal en nuestro país.

Un movimiento que no sólo va en contra de los derechos de las mujeres si no de la dignidad de la socidad en su conjunto, y que además se apropia de los lemas de la lucha feminista para defender el negocio de otros que las utilizan para su propio beneficio. Porque el “Nosotras parimos, nosotras decidimos”, que nació para defender el derecho al aborto, no es real en el caso de los vientres de alquiler: ellas paren pero el negocio y el negociador son quienes deciden y los que se lucran.

Como denunciamos desde el feminismo, el capitalismo neoliberal lleva a cabo en este caso, de igual manera que en la prostitución, la mercantilización de los cuerpos de las mujeres a través de la explotación reproductiva como es el alquiler de vientres.

Pedimos a las autoridades, tanto municipales como autonómicas, que exijan que, aunque se trate de espacios privado, ejerzan su responsabilidad y no permitan la difusión de una práctica ilegal además de indigna y degradante para las mujeres.