Sala de Prensa 2018/1/2

 

Ante el secuestro de dos menores por su padre condenado por maltrato y con orden de alejamiento

El Consejo de las Mujeres pide la inmediata puesta en marcha de las medidas del Pacto de Estado relacionadas con las visitas para evitar también riesgo a los menores

La retirada de las visitas es una de las medidas aprobadas y sin efecto

La desaparición en Granada de la hija y el hijo de Sonia Barea tras la entrega a su padre, que tiene una orden de alejamiento y con el que comparte la patria potestad, ha levantado la alerta acerca de la urgencia de que se cumpla la normativa.

El Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid ya ha exigido en varias ocasiones la inmediata aplicación del Pacto de Estado que recoge la retirada de las visitas de padres maltratadores.

Esta medida, que no conlleva costes, aumentaría la seguridad de los menores y de sus madres aunque no afectaría a las órdenes ya dictadas, lo que supone una incongruencia y un trato desigual a las afectadas.

El Gobierno, apelado por el Consejo ante la necesidad de la aplicación del Pacto, se ha limitado a admitir que están trabajando en ello. El retraso y la ineficacia siguen poniendo en riesgo la vida y la seguridad de muchas mujeres y de sus hijas e hijos.

Como sucede con Juana Rivas, de visita a sus hijos en Italia, que ha sido denunciada por el padre por la desaparición de sus hijos cuando estaban en el cine.