Sala de Prensa 2013/2/20

 

El Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid exige que se retiren los fondos públicos a las escuelas segregadas

El Gobierno de la Comunidad de Madrid está sosteniendo con fondos públicos negocios educativos que atentan incluso contra valores constitucionales como la igualdad entre mujeres y hombres.

Por ello el Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid exige al gobierno de la Comunidad que rectifique su política de subvencionar centros educativos que segregan por sexos y avalan una educación sexista para chicas aunque también para chicos, ya que se ofrece para ellas  peluquería, moda y cuidado de menores y para los chicos informática, administración o electricidad y fontanería.

El Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid exige que se cumpla el mandato del  Tribunal Supremo, que en una sentencia referida a Andalucía, sostiene que no es posible que los centros que segregan al alumnado por sexo «puedan tener la condición de concertados con fondos públicos, cuando expresamente en el régimen de admisión de alumnos se prohíbe la discriminación por razón de sexo».

El Consejo lamenta el impulso que el Gobierno regional está ofreciendo a la educación segregada en la Comunidad de Madrid, fomentando con ello un enfrentamiento y dificultando la convivencia y el enriquecimiento entre personas,de distinto sexo pero también de diferentes orígenes o procedencias.

Para el Consejo es deleznable, a la vez que peligroso, ampararse en que tradicionalmente esas  profesiones son elegidas por unos y otras o en que haya mayor oferta del mercado laboral.  El Consejo mantiene que la misión de la educación no es formar y prepararse para el trabajo sino conformar personas libres, críticas y capaces de ser felices en un mundo más justo e igualitario para mujeres y hombres.