Sala de Prensa 2016/5/5

 

Por un Master de Madrid más igualitario. Por un tenis sin discriminaciones

El Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid descalifica al propietario del Madrid Open por sus gestos de discriminación con las mujeres y especialmente con las tenistas

El extenista multimillonario dueño del Torneo Master 1000 ATP que se celebra estos días en Madrid, Ion Țiriac, ha demostrado públicamente su claro pensamiento discriminatorio y sus gestos machistas hacia las mujeres.

En una entrevista publicada el pasado 2 de mayo en el diario El Mundo, Țiriac sostiene que a mí me gustan mucho las mujeres, especialmente cuando tienen las piernas largas y son suaves y elegantes. También son elegantes en la cancha de tenis”.

El Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid reclama que se juzgue a las mujeres por sus méritos y lamenta declaraciones como esta que destacan el papel de las mujeres exclusivamente por su imagen, por lo que reclama a Țiriac que se retracte en sus afirmaciones.

La responsabilidad de inversores y patrocinadores debiera ir más allá de lo meramente económico y publicitario para asumir su importante papel de ejemplo en la sociedad. Con declaraciones de tal calibre se dan pasos atrás en los avances logrados en el reconocimiento de la igualdad de los derechos de mujeres y hombres y los avances por una sociedad mejor.

Las declaraciones de Țiriac están enmarcadas en el polémico debate sobre si las mujeres deberían cobrar lo mismo que los hombres en competiciones deportivas que, efectivamente y por desgracia, no tienen el mismo prestigio, reconocimiento, publicidad ni patrocinio.

En este sentido el dueño del Master de Madrid sostiene que no tiene problema problema en darles premios iguales, pero que me traigan los mismos resultados económicos que los hombres. Cuando la audiencia de los partidos masculinos es cuatro veces mayor que la de los femeninos, hay un problema con equiparar los premios”.

Țiriac ha protagonizado en más ocasiones polémicas decisiones, como sustituir a los niños recogepelotas por modelos profesionales, lo que también fue denunciado por el Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid.

El deporte, además de negocio debería ser ejemplo, y si millonarios como Țiriac patrocinaran el deporte femenino favoreciendo medidas de acción positiva, algún día mujeres y hombres podrían competir en el deporte, como en la vida, en condiciones de verdadera igualdad.