Sala de Prensa 2014/10/2

 

Las victorias deportivas de las mujeres valen menos


El Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid lamenta el escaso eco mediático y social de los triunfos del deporte femenino

Cuesta más llegar, cuesta más mantenerse y cuando se logran éxitos pasan desapercibidos. Para las mujeres el deporte no es rentable. Ni económica ni socialmente, aunque seguro que lo es a nivel personal. Porque es la satisfacción y el afán de superación apenas lo único que recoge una mujer deportista tras sus éxitos.

El Consejo de las Mujeres del Municipo de Madrid exige a los medios una cobertura más ecuánime de los eventos femeninos y reclama que la ciudadanía reconozca como se merece el esfuerzo y los méritos de las mujeres deportistas

Sin apenas eco se han sucedido recientemente el pase a cuartos del Mundial Femenino de baloncesto, las dos platas de la nadadora Mireia Belmonte, el oro en mazas en el Mundial de gimnasia rítmica, que Elsa Baquerizo y Liliana Fernández, sean subcampeonas de Europa de voley playa…

Pero en España, como en todos los países del mundo, el deporte femenino es de segunda división. A pesar de que la Declaración de Brighton, firmada por la mayoría de los países desarrollados, compromete a los gobiernos a que “los recursos, el poder y la responsabilidad sean repartidos justamente y sin discriminación sexual”. También exige que patrocinadores e instituciones “han de asegurar que las oportunidades de competir, los premios, los incentivos, el reconocimiento, el patrocinio, la promoción, y otras formas de apoyo estén provistos justa y equitablemente, tanto a las mujeres como a los hombres”.

Como recordó la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova en la Sexta Conferencia Mundial sobre la Mujer y el Deporte, celebrada con el patrocinio de la UNESCO el pasado junio, “el deporte ofrece a las mujeres fabulosas oportunidades de participar en la esfera pública, de afirmarse tanto en el terreno como en puestos de dirección y de desarrollar nuevas competencias” siempre que se propugnen políticas más sólidas para traducirlos en la práctica y hacerlos realidad para todas las niñas y mujeres

El Consejo de las Mujeres del Municipo de Madrid recuerda que de los gobiernos e instituciones, pero también de la sociedad, depende que esto no sea sólo papel mojado y que las futuras generaciones compitan, también en el deporte, en igualdad de oportunidades.

 

 

Sin comentarios

Se la primera en comentar.

Deja tu comentario