Sala de Prensa 2014/7/11

 

El Consejo denuncia el sexismo por el uniforme de balonmano playa femenino y exigirá al Parlamento Europeo que se cambie la normativa

Una vez más, las mujeres hemos sido objeto de trato diferente y vejatorio por razón de sexo. Esta última discriminación se dá en el mundo del deporte, donde comportamientos y actitudes deberian ser ejemplarizantes por el valor social y educativo que conllevan.

Las jugadoras de Balonmano Playa se han visto obligadas a asumir un vestuario que ellas mismas consideran inapropiado para la práctica deportiva.

El Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid denuncia por sexita y vejatoria la normativa de la Federación Europea de Balonmano, siguiendo la de la Federación internacional y asumida desde 2010, que exige que el uniforme de las jugadoras de Balonmano Playa deje el estómago al aire y que el bikini inferior no tenga en su parte más ancha más de 10 centímetros. Esto implica un trato discriminatorio y sexista ya que implica valorar a las deportistas por su imagen más que por su mérito y esfuerzo.

El Consejo se  dirigirá a las y los eurparlamentarios españoles para que los grupos políticos adopten una postura de defensa absoluta hacia las jugadoras que opten por utilizar, a nivel nacional e internacional, una indumentaria diferente a la establecida por un reglamento sexita y discriminatorio, de la misma manera que ha hecho la Real Federación Española de Balonmano.
El Consejo recuerda que desde todos los estamentos ha de defenderse el espíritu y la letra de la Declaración de Brighton sobre la Mujer y el Deporte que establece los principios para incrementar la participación de la mujer en todos los niveles, funciones y papeles del ámbito deportivo,  y el Manifiesto por la Igualdad y la Participación de la Mujer en el Deporte, impulsado por el Consejo Superior de Deportes.